Categorías
Estrategia digital COVID-19

Comenzar la Transformación Digital por el “por qué”

La Transformación Digital no consiste solo en realizar inversiones en la digitalización de procesos o herramientas, podríamos decir que es un proceso más profundo con el que, a través de la tecnología, se busca optimizar los procesos de la compañía y la forma en la que los empleados conciben los servicios y productos que se ofrecen a los clientes. Es por esto que, antes de iniciar cualquier proceso de “Transformación Digital” es necesario una reflexión sobre los motivos que nos llevan a realizar esta transformación.

Todo comienza con el “Por qué”, por qué debemos cambiar la forma en la que abordamos nuestros procesos?, la forma en la que nos comunicamos con los clientes? o la forma en la que colaboramos?, por qué debemos comenzar este camino de transformación con un impacto en todas las áreas de la compañía y en especial en nuestra cadena de valor?. En el capítulo “La necesidad de transformarse” del libro Lidera la Transformación Digital con éxito hablábamos de las diferentes casuísticas que pueden llevar a una compañía a iniciar el proceso de Transformación, como puedan ser grandes acontecimientos (por ejemplo, el Covid19), la entrada de nuevos players a nuestro mercado, regulaciones con impacto directo en nuestro modelo de negocio, por problemas económicos que nos obliguen a ser más eficientes o simplemente como mecanismo de diferenciación. En cualquiera de los casos, entender los motivos será la base sobre la que definir los objetivos a conseguir y posteriormente cómo llevarlos a cabo a través del Plan de Transformación.  

Con el impacto del COVID-19 la mayoría de las compañías han acelerado sus procesos de transformación o han aumentado su nivel de inversión en la digitalización de procesos. Pero en muchos de los casos, estas inversiones se están realizando más como una reacción a la situación provocada por el COVID-19 que a un propósito superior que tenga como objetivo la transformar de la compañía.

La rapidez de adaptación a los acontecimientos que tiene una compañía demuestra su fortaleza, su capacidad de supervivencia y de innovación. Sin embargo, las acciones e iniciativas deben estar alineadas con una estrategia a largo plazo, con un propósito y una visión. Deben estar alineada con la marca, con los valores de la compañía. Y esto, solo se consigue si hemos hecho antes una reflexión sobre el “por qué” y los objetivos a conseguir. Definir una estrategia en un contexto VUCA (volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad) se hace complejo e incluso puede que no sea realista. Por tanto, aunque tengamos una visión a largo plazo de hacia donde queremos ir como compañía, es necesario implementar y hacer un seguimiento continuo que nos permita modular la estrategia o incluso cambiarla a corto/medio plazo en el caso de producirse nuevos acontecimientos que afecten a las premisas sobre las que se basó nuestra estrategia.

En un contexto de crisis, como responsables de equipos de TI que liderarán las diferentes iniciativas digitales, debemos compartir también esta visión. Incluso ser transversales a toda la compañía y no poner foco exclusivamente en ciertas área o unidades de negocio. Es tiempo de innovar, de pensar diferente y probar nuevos modelos de trabajo que en otro contexto no tendrían mucha justificación.

Para muchas compañías es el momento de optimizar costes, pero al mismo tiempo, también es el momento de preocuparnos por las personas. De preocuparnos por nuestros equipos, por el cliente, por las empresas colaboradoras. El trabajo remoto, los cambios en los hábitos de consumo, las limitaciones físicas están generando nuevos modelos de comportamiento que nos demandarán de mayores esfuerzos en la “experiencia de usuario”. Es por eso que, las iniciativas de nuestro Plan de Transformación deberían tener al menos en mente este nuevo escenario.

Por Mario Cortés

Especializado en proporcionar una visión tecnológica a las estrategias digitales de las compañías. Con más de 15 años de experiencia como consultor en el mundo de la tecnología, se ha centrado en aportar soluciones de colaboración y de negocio.
Galardonado como Microsoft Most Valuable Professional en Office 365 desde el 2011 al 2018, he participado en múltiples conferencias y artículos tecnológicos.

Deja una respuesta